lunes, 9 de abril de 2012

LAS PLACAS DE LOS CARROS


Los vehículos automotor y de tracción de sangre deben portar, como el ciudadano común, su cédula de identidad
            Así como los habitantes del mundo necesitan de una cédula para identificarse cuando viajan o se trasladan de un sitio a otro de la geografía, de la misma manera la sociedad organizada ha establecido una cédula, mejor conocida como placas o matriculas, para que todo medio de transporte como los carros, los aviones, los ferrocarriles, los barcos y hasta los carromatos tirados por caballos, puedan transitar. De esta manera es y ha sido hasta ahora más fácil y práctico controlarlos, registrarlos e identificarlos en caso necesario, como por ejemplo, cuando el conductor de un automóvil no observa estrictamente los cambios de luces del semáforo y otras leyes del tránsito, cuando corre a exceso de velocidad o se da a la fuga tras haber arrollado a un transeúnte o chocado accidentalmente otro vehículo.
            En Venezuela, como en cualquier otro país del mundo, el tránsito de vehículos terrestres se rige por leyes, las cuales establecen que cada automóvil o vehículo de tracción de sangre debe usar en partes visibles, un par de placas con el número de matricula  oficialmente registrada. Esas placas se adjudican de acuerdo a las características y uso del vehículo y no podrá, por lo tanto, ser igual la placa de un carro de alquiler a la de uno particular, moto o de tracción de sangre.
            Las placas de nuestros automóviles han sido diseñadas de modo que la primera letra indique la entidad federal o Estado donde fue matriculado. Además, el color de las placas como el de las letras y números varía de acuerdo al destino que se le dé al vehículo. De manera que, a los carros particulares se les asignan placas con fondo azul y letras y números de color amarillo; a los de carga, placas con fondo negro y letras y números de color amarillo; a los de alquiler o con fines de lucro, placas con fondo amarillo y letras y números de color negro; a los colectivos públicos, placas con fondo rojo y letras y números de color blanco; a los colectivos privados, placas con fondo azul y letras y números de color amarillo; a las motos, placas de color azul con letras y números amarillos; a los de tracción de sangre, placas rojas con letras y números de color blanco, y por último, a los de demostración, p l a c a s azul con letras y números amarillos. También las correspondientes a vehículo oficiales tienen su característica. Las del Poder Legislativo y Judicial, por ejemplo, tienen el fondo blanco y las letras en rojo.
            Un juego interesante y útil para muchos niños es, después de esta lectura, poner aprueba su memoria identificando desde algún lugar de su casa o del parque cada vehículo que pasa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada