sábado, 21 de abril de 2012

EL GRAN CAÑÓN DEL COLORADO






También Ciudad Bolívar tiene una formación geológica no tan espectacular, pero parecida

Cuando  decimos cañón inmediatamente asociamos la palabra con la imagen de una pieza de artillería, pero “Cañón” también llaman a los desfiladeros o pasos estrechos entre montañas, a las gargantas por donde se precipitan torrenteras de agua como en el Salto de la llovizna en Caroni.
Por eso esta inmensa Cárcava de 350 kilómetros de largo de las áridas mesetas del Arizona (Estados Unidos) que nosotros muchas veces hemos visto, si no personalmente por lo menos en películas, es llamada el “Gran Cañón del Colorado” porque ella es eso, un desfiladero labrado por la persistente erosión del río Colorado durante millones de años. Naturalmente que a la erosión fluvial se ha añadido el viento, y otros elementos atmosféricos hasta lograr esa sima maravillosa de indescriptibles paisajes y formaciones geológicas que asemejan torres, castillos y templos nimbados de colores.
En 1919 el Gobierno de los Estados Unidos lo declaró Parque Nacional en un área de 1800 kilómetros cuadrados que todos los años atrae miles de turistas. Espacies de flora que van desde el Cactus a la amapola y de fauna que va desde el Puma montañés a la serpiente, pueblan al Gran Cañón del Colorado, vigilado durante siglos por una tribu de indios Havasupai que moran en sus proximidades.
Nosotros acá en Ciudad Bolívar también tenemos formaciones geológicas de tal característica. Los llamados Farallones, donde nacen los río Buena Vista, San Rafael y Cañafístola, son sin duda una belleza natural espectacular, especialmente vistos desde el cielo cuando la Ciudad parece girar bajo las ruedas del avión.
Los Farallones de Ciudad Bolivar tienen unos 25 kilómetros y paredes cuya altura oscila entre 50 y 60 metros. Esta cárcava bolivarense ha sido reservada para un Parque Nacional y el Gobierno Regional proyecta allí como en el Gran Cañón del Colorado, sembrar las especies autóctonas de nuestra flora y fauna.  
           

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada