miércoles, 25 de abril de 2012

EL MEGATERIO


Lejano antecesor del Perezoso
El Perezoso,  mamífero arborícola y desdentado, convertido en símbolo de la flojera, y que después de trepar un árbol se deja caer graciosamente como una pelota, ha sido emparentado con el Megaterio por algunos científicos  y  dicho de él  que  es su descendiente, aunque tienen cuerpos diferentes.
Los Megaterios fueron vertebrados gigantes del sur de América que convivieron en parte con los primitivos hombres de este continente y en parte murieron por causa de los mismos. Se alimentaban de vegetales causando grandes estragos en las plantas. Su pelvis y gran cola le permitían sentarse y tomaban las plantas con sus uñas. Tenían pelo en todo el cuerpo debido a la temperatura ambiental que era más baja que la de ahora  
Veinte mil años atrás, en Venezuela existían los Megaterios, según ha quedado evidenciado con los hallazgos arqueológicos de esqueletos fosilizados localizados en Portuguesa, Guárico, Lara, Falcón, Trujillo, Aragua, Carabobo y  en Guayana.
Los primeros restos de un Megaterio en Guayana fueron encontrados en los placeres diamantíferos del río Guaniamo, exactamente en la Quebrada de las Pavas, a doce metros bajo tierra. El hallazgo lo hizo un grupo de mineros, entre ellos, Tomás Tirado y José Aguilar, y rescatados para el Museo de Ciencias del Estado Bolivar, decretado por el gobernador Manuel Garrido Mendoza, conforme  a un proyecto del médico Eduardo Jahn, aficionado a la paleontología y  arqueología.
Con este de Guayana son diez los descubiertos en Venezuela y según  Eduardo Jahn,  nieto del naturalista Alfredo Jahn, este animal de seis metros de largo y dos de alto, es probablemente de la especie Eremotherium, género Megatherium, que fue uno de los animales más frecuentes en el pleistoceno venezolano.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada